Pancorbo

Usted está aquí

Montes Obarenes

Montes Obarenes
Dirección:
Teléfono:
Móvil:
Fax:
Mail:
Web:

Localidad: Pancorbo

Ubicados en el noroeste de Burgos, están situados en el límite meridional de la cordillera Cantábrica, formando un apretado conjunto de estrechos y fracturados anticlinales y sinclinales. El Ebro, Oca, Purón y Molinar han dado lugar a espectaculares cañones y desfiladeros.
Podemos observar grandes bosques de encina, quejigo, pino resinero y pino silvestre. Manchas aisladas de haya en las cumbres de los montes. Abundante matorral de sabina negra y boj. Endemismos botánicos.


Con una fauna muy particular en la que podemos encontrar especies de buitre leonado, alimoche, águila real, azor, gavilán, halcón peregrino y abejero, búho real y chovas. Lobo, jabalí, corzo, zorro y nutria.


MancuboLos mejores puntos de aproximación son Oña, Trespaderne, Frías, Quintana Martín Galíndez, Pancorbo y Cascajares de Bureba.

Los Montes Obarenes constituyen las últimas y más meridionales estribaciones de la Cordillera Cantábrica y se alzan como un gran murallón natural sobre las llanas tierras de La Bureba. Presentan un modélico relieve estructural de estilo jurásico y su máxima altura es, con 1.237 metros, el Pan Perdido. Limitado al norte por el río Ebro, el espacio natural comprende las sierras de Oña, La Llana, Pancorbo, Arcena y los propiamente llamados Montes Obarenes. Una serie de bellos y profundos desfiladeros son los protagonistas de su paisaje. Las hoces excavadas por el Ebro en Sobrón y en La Horadada, el angosto desfiladero tallado por el río Oca en las proximidades de Oña, y la garganta abierta por el río Purón en la sierra de Arcena son los principales.
La riqueza de especies arbóreas y arbustivas que crecen en la zona es consecuencia de su privilegiada situación a caballo entre las regiones biogeográficas atlánticas y mediterránea. En los abundandes cortados rocosos del Paisaje Protegido, en especial en la Hoz de Sobrón, tienen instalados sus nidos un gran número de aves rapaces.


Pocos espacios naturales pueden presumir de contener en su interior tanta riqueza cultural como el de los Montes Obarenes. Desde la historia y el arte que atesora la villa de Oña, con su excepcional monasterio medieval de San Salvador, hasta la pintoresca estampa de la ciudad de Frías, presidida por la desafiante silueta de su Castillo, con sus casas colgantes y su no menos famoso puente fortificado sobre el río Ebro.
El Desfiladero del Purón. El río Purón atraviesa la Sierra de Arcena formando un impresionante conjunto de desfiladeros y cascadas. El camino por el que discurre el recorrido fue una importante vía romana y una de las rutas más utilizadas por los foramontanos altomedievales. Su privilegiada situación geográfica y su relativo aislamiento han convertido a la zona en un auténtico muestrario de fauna, flora y paisaje. La ruta se inicia en el pueblo de Herrán, tiene diez kilómetros de desarrollo y no presenta dificultad alguna.
Fuente: Patronato de Turismo de Burgos.