Pancorbo

Usted está aquí

Parque Natural Montes Obarenes

Parque Natural Montes Obarenes

-T√ČRMINOS MUNICIPALES AFECTADOS:

Pancorbo, Enc√≠o, Santa Gadea del Cid, Bozo√≥, Berberana, Jurisdicci√≥n de San Zadornil, Valle de Tobalina, Fr√≠as, Partido de la Sierra en Tobalina, Miraveche, Busto de Bureba, Cascajares de Bureba, Navas de Bureba, O√Īa, Cillaperlata, Quintana√©lez y Trespaderne.

 

 Descripción del espacio natural 

¬†Los Montes Obarenes constituyen las √ļltimas y m√°s meridionales estribaciones de la Cordillera Cant√°brica y se alzan como un gran murall√≥n natural sobre las llanas tierras de La Bureba, en Burgos. Presentan un mod√©lico relieve estructural de estilo jur√°sico y su m√°xima altura es el Pan Perdido, con 1.237 m de altura. Limitado al norte por el r√≠o Ebro, en su interior comprende las sierras de O√Īa, La Llana, Pancorbo, Arcena y los propiamente llamados Montes Obarenes.

¬†Una serie de bellos y profundos desfiladeros son los protagonistas principales de su paisaje. El desfiladero de Pancorbo, las hoces excavadas por el Ebro en Sobr√≥n, el angosto desfiladero tallado por el r√≠o Oca en las proximidades de O√Īa, el paso de Tobera, la garganta abierta por el r√≠o Pur√≥n en la sierra de Arcena son los m√°s bellos ejemplos.

¬†La riqueza de especies arb√≥reas y arbustivas que crecen en la zona viene dada por su privilegiada situaci√≥n, a caballo entre las regiones biogeogr√°ficas atl√°ntica y mediterr√°nea. En los abundantes cortados rocosos de este paisaje protegido, en especial en la Hoz de Sobr√≥n y en el Desfiladero de Pancorbo, verdadero portal del Espacio Natural, tienen instalados sus nidos un gran n√ļmero de aves rapaces.

¬†Pocos espacios naturales pueden presumir de contener en su interior tanta riqueza cultural como el de los Montes Obarenes. Desde la historia y el arte que atesora la villa de O√Īa, con su excepcional monasterio medieval de San Salvador, hasta los restos de una arquitectura militar √ļnica en Pancorbo, y la pintoresca estampa de la ciudad de Fr√≠as, presidida por la desafiante silueta de su castillo y con sus casas colgantes y su no menos famoso puente fortificado sobre el r√≠o Ebro.

 Vegetación

¬†La compleja y accidentada orograf√≠a de este Espacio Natural con una amplia gama de exposiciones y pendientes, los distintos tipos de suelos y la ambivalencia del clima, proporcionan un amplio espectro de posibilidades bioclim√°ticas para la instalaci√≥n de una variada vegetaci√≥n. El resultado es una aut√©ntica encrucijada vegetal que supone la convivencia de una gran diversidad, riqueza y mezcla de especies de muy diferentes exigencias. As√≠ en la zona conviven las hayas con las encinas, quejigos y alcornoques, los arces y serbales, con los enebros y madro√Īos, los brezos, aulagas y genistas, con los tomillos y espliegos, y los prados de siega con las tierras cerealistas, sin olvidar los pinares (silvestre, negral y laricio) fiel reflejo de un √°rea estrat√©gica de transici√≥n entre dos regiones biogeogr√°ficas: la atl√°ntica y la mediterr√°nea.

 Fauna

¬†Se han catalogado en este Espacio Natural un total de 128 especies de vertebrados. De ellas 29 corresponden a mam√≠feros donde destacan el gato mont√©s, la nutria, musga√Īo patiblanco y desm√°n de los Pirineos por su vulnerabilidad junto a otras especies m√°s abundantes como corzo y jabal√≠. De las 76 especies de aves, 7 son muy significativas: √°guila real, √°guila perdicera, aguilucho cenizo, buitre com√ļn, t√≥rtola com√ļn, b√ļho real y garza imperial sin olvidar las diversas especies de aves migratorias que se pueden observar en el Embalse de Sobr√≥n y sus proximidades.

 Geomorfología

¬†El relieve de esta zona se constituye en la bisagra estructural que enlaza la Cordillera Cant√°brica y los Pirineos, y es el resultado de la acci√≥n de un conjunto de fuerzas tect√≥nicas sobre una cobertera de dep√≥sitos secundarios y terciarios donde alternan una facies blanda de margas, areniscas y arcillas, de¬†escasa consistencia y gran plasticidad con una facies dura de calizas que constituyen el armaz√≥n estructural. Los ejes de este soporte estructural lo constituyen el sinclinal de Villarcayo que conforma el Valle de Tobalina y el gran surco Terciario Ebro-Rioja que origina el valle de La Bureba y la Depresi√≥n de Miranda. Los pliegues anticlinales orientados de NW a SE configuran las principales cadenas monta√Īosas de este Espacio, constituidos por crestas y b√≥vedas calc√°reas de paredes verticales entre las que discurren los valles y depresiones. Las dos unidades morfoestructurales se enlazan entre s√≠ mediante pasillos ortoclinales que conforman las hoces, desfiladeros y ca√Īones, y originan diferentes fen√≥menos k√°rsticos que configuran un paisaje calc√°reo de contrastes.

 Paisaje

¬†El territorio que ocupa el Espacio Natural de Montes Obarenes es de una gran belleza y variedad paisaj√≠stica. Su principal atractivo lo constituyen los numerosos ca√Īones y cortados modelados por los r√≠os, sin olvidar ambientes muy distintos, desde grandes masas de agua, bosques, donde se hermanan ¬†hayas con encinas, acebos con enebros, boj con madro√Īos, robles con pinos o helechos y brezos con tomillos, a amplias panor√°micas desde los puntos m√°s altos; y junto a estos elementos naturales otros artificiales introducidos por el hombre como son algunos centros urbanos: Fr√≠as, O√Īa, Pancorbo, Trespaderne, Santa Gadea del Cid y un n√ļmero importante de construcciones medievales (castillos, ermitas, etc.).

 Valores que justifican su declaración

 Se trata de un espacio con una fauna importante, sobre todo de buitre leonado, también constituye una zona con elementos morfológicos destacables (desnivel vertical de hasta 200 m, importantes cantiles y desplomes, pliegues y crestas...), sin olvidar su gran variedad botánica, como un área de transición entre el mundo mediterráneo y atlántico.

SENDEROS MONTES OBARENES

 www.miespacionatural.es

Scroll top